Compartir

Ciudadanos y Podemos se reunirán mañana, jueves, con el fin de hablar sobre la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), con la voluntad de iniciar una negociación para que esta norma gane en proporcionalidad.

Ciudadanos ha convocado a Podemos para este jueves con el fin de ahondar en la reforma de la Loreg. Se trata de la primera reunión del partido naranja desde que anunció que iban a iniciar encuentros bilaterales con otras formaciones para avanzar en esa dirección, dado que considera que los trabajos están paralizados en la subcomisión que trata esta materia en el Congreso de los Diputados.

La fecha del encuentro que mantendrán los equipos designados por ambos partidos se concretó tras una conversación telefónica que mantuvieron el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el de Podemos, Pablo Iglesias, en la que coincidieron en la falta de proporcionalidad de la Ley Electoral, que Ciudadanos quiere modificar con la vista puesta en las elecciones autonómicas y municipales de 2019 y las generales de 2020.

Según indicaron fuentes de Podemos a Servimedia, el equipo de trabajo de la formación de Iglesias lo liderará la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, y previsiblemente también acudirá el secretario de Organización de la formación morada, Pablo Echenique.

Las mismas fuentes explicaron a esta agencia que para Podemos el objetivo de la reforma de la Loreg “debe ser ganar en proporcionalidad y hacer válido el principio una persona, un voto”. Además, desde Podemos sostienen que llevan conversando desde finales del pasado año con Ciudadanos para abordar esta reforma. En estas conversaciones, explican, se ha trasladado al partido de Rivera “las bondades de cambiar la fórmula de reparto, de D'Hondt a Sainte-Laguë, y los pocos efectos sobre la proporcionalidad de cambiar número total máximo de diputados y número mínimo por provincia”. El método Sainte-Laguë asigna escaños de manera proporcional por listas electorales.

REFORMA PARA LOS “PRÓXIMOS MESES”

Iglesias y Rivera aparcan de esta forma las diferencias que mantienen en otros temas y sus equipos negociadores se sentarán a dialogar en el que parece ser uno de los asuntos en los que puede producirse un acuerdo entre estos partidos.

El líder de Podemos señaló en diciembre del pasado año que, si hay acuerdo con PSOE y Ciudadanos, la reforma de la Ley Electoral podría realizarse en los próximos meses; una propuesta que ya hizo suya en las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015, cuando englobó esta reforma en un total de cinco grandes acuerdos, entre los que también estaban garantizar la independencia de la justicia, el blindaje de los derechos sociales, la lucha contra la corrupción y el reconocimiento de la España plurinacional.

Para la dirección de Podemos, el sistema electoral español tiene efectos mayoritarios al marcar la provincia como circunscripción electoral. No obstante, si la formación morada quisiera cambiar esto, habría que abordar una reforma constitucional, ya que la Carta Magna apunta que “la ley distribuirá el número total de diputados, asignando una representación mínima inicial a cada circunscripción y distribuyendo los demás en proporción a la población”.

Podemos se mueve en la horquilla que marca la Constitución, al proponer aumentar hasta 400 el número de escaños en el Congreso, un incremento de 50 diputados que propone elegir a partir de una circunscripción estatal. Y con el fin de afrontar este aumento de escaños sin incrementar el coste para las arcas públicas propone rebajar el sueldo de los diputados.

Para el secretario general de Podemos, es necesario que esta reforma también incluya al Senado, con el fin de que represente no a las provincias, sino a las comunidades autónomas, y se aproxime al modelo del Bundesrat alemán.