Compartir

La Policía Nacional ha detenido a un hombre, acusado de agredir sexualmente a un total de cinco jóvenes. Todas ellas eran menores de 20 años. El agresor, además, ha cometido los abusos en menos de 48 horas, a la salida de Opañel, estación de Metro de Madrid.

Se le acusa de violación y agresión sexual. Por lo visto, el hombre las seguía desde la salida del Metro y, aprovechando la noche y la poca luz, las atacaba por la espalda, sin que pudieran hacer nada para reaccionar. Según el informe policial, las asfixiaba hasta tirarlas al suelo, momento en el cual las agredía sexualmente. Además, las amenazaba de muerte si le denunciaban y les robaba todas sus pertenencias.

La investigación de la Policía comenzó cuando, el año pasado, dos chicas jóvenes sin ningún tipo de relación aparente entre ellas denunciaron ante la Policía Nacional que cuando regresaban a sus casas a altas horas de la madrugada, el individuo las abordó, precisamente a la salida de la estación de metro de Opañel.Tras recopilar información de otras agresiones en el mismo lugar, la Policía llegó a la conclusión de que el autor de todas ellas (un total de cinco) era la misma persona.

Según cuenta Cuatro, el detenido siempre utilizaba el mismo “modus operandi”: Elegía a sus víctimas en el metro y, tras salir a la calle, las seguía durante varios metros hasta que las abordaba por detrás. Según han contado las víctimas, a veces las dejaba sin respiración y las tiraba al suelo para agredirlas sexualmente. Además, los agentes encontraron diversas prendas de ropa, identificadas por las víctimas, en su domicilio,