Compartir

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas opera este martes con plena normalidad tras la cancelación ayer de un total de 81 vuelos como consecuencia de las alteraciones provocadas por las precipitaciones de nieve.

Así lo explicó a Servimedia un portavoz de Aena en Barajas, quien apuntó que las cancelaciones de ayer representaron el 7,5% de los vuelos previstos en toda la jornada, un total de 1.075.

Los problemas operativos se iniciaron en torno a las 12.00 horas, cuando la nevada obligó a cerrar dos de las cuatro pistas de Barajas para proceder a su limpieza.

Aunque ambas pistas volvieron a estar operativas a las 15.00 horas, los retrasos se fueron acumulando durante toda la tarde, afectados también por la poca visibilidad.