Compartir

María de los Ángeles Galván, madre de Íñigo Errejón, no podrá participar en las votaciones realizadas en la junta de vecinos de su urbanización. Así lo decidió la propia comunidad, ubicada en Pozuelo de Alarcón, con quien Galván tiene una deuda de 3.111 euros.

Según informa 'El Confidencial', el principal punto a tratar en la reunión era “la situación económica de la comunidad tras el abono al Canal de Isabel II de la factura por consumo de agua de riego y piscina, muy por encima de lo presupuestado para el ejercicio de este curso tras cambiar el contador que estaba defectuoso”.

Esta fue la primera reunión en la que no participó la señora Galván por sus problemas de impagos. En caso de que quiera volver a obtener el derecho de voto, la madre del político deberá solventar ese agujero en las arcas del vecindario para volver a tener voz y voto en los asuntos comunes según el mencionado medio.