Compartir

Una masa de aire frío procedente del interior de Europa congelará esta semana la mayor parte de España en las horas nocturnas y sólo se quedarán sin heladas el litoral mediterráneo, puntos del suroeste peninsular, Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla

Los termómetros caerán por debajo de -10ºC en lugares montañosos y se situarán en torno a -5ºC en numerosas áreas del interior de la península.

La portavoz adjunta de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Delia Gutiérrez, señaló este lunes a Servimedia que lo más significativo de esta semana es que “una lengua de aire frío se quedará bastante estable en la península” mientras la atmósfera se irá estabilizando a partir de este miércoles, con lo que se reducirán las nevadas.

Gutiérrez explicó que las temperaturas mínimas van a ser “muy bajas” debido a la combinación de cielos despejados por la noche (lo que facilita que se escape el calor) con nevadas que continuarán en la superficie.

Las nevadas serán prácticamente generales en todo el país y en algunos casos muy intensas, con temperaturas de 10 grados bajo cero en algunas zonas, 5 bajo cero en muchos lugares del interior y heladas cerca de la costa, lo que no es muy normal”, añadió.

Gutiérrez indicó que las heladas “se van a ir acentuando” con el paso de los días. “Este martes se extenderán mucho salvo al suroeste peninsular, el valle del Ebro y la costa mediterránea, el miércoles se extenderán aún más y el jueves serán muy generales”, apostilló.

Recalcó que esta semana será “extraordinariamente fría” con temperaturas de unos cinco grados por debajo de lo normal para esta época del año en muchas zonas, e incluso entre ocho y 10 menos en otras áreas de la península.

Gutiérrez indicó que este episodio podría considerarse como ola de frío en la segunda mitad de la semana, pero descartó considerarlo como tal actualmente. “Hoy por hoy no es una ola de frío. No lo descartaría para el jueves o el viernes porque vienen días de bajada de temperaturas, heladas muy importantes y mínimas muy bajas“, apuntó.

La Aemet considera como ola de frío un episodio de al menos tres días consecutivos en el que como mínimo el 10% de las estaciones de una zona registran mínimas por debajo del percentil del 5% de su serie de temperaturas mínimas diarias de los meses de enero y febrero del periodo entre 1971 y 2000.

En cuanto a las nevadas, Gutiérrez comentó que este martes se reducirán a zonas del norte peninsular, aunque la cota de nieve será más baja. El miércoles se restringirán al área cantábrica.

DÍA A DÍA

Respecto a la predicción diaria, este martes se esperan nevadas en el norte de la península, con la cota de nieve situada entre 100 y 300 metros en el Cantábrico y la Meseta Norte, aunque también podría nevar en el Sistema Central (con la cota entre 300 y 500 metros) y en sierras del sureste (entre 800 y 1.000 metros). No se descarta que pueda nevar incluso a nivel del mar en puntos del litoral cantábrico.

Este martes habrá precipitaciones en sistemas montañosos de la mitad norte y en la cornisa cantábrica, donde podrían ser localmente persistentes. También se esperan en Aragón y las comunidades mediterráneas, incluyendo el archipiélago balear, aunque tenderán a remitir por la tarde. En el norte de Canarias son probables algunas lluvias, sobre todo, en las islas de más relieve.

Las temperaturas del martes bajarán por el día en la mitad norte peninsular. Las heladas serán intensas durante la madrugada en el interior de la península, especialmente en áreas de montaña y páramos.

Por otro lado, este miércoles nevará en cotas bajas del norte peninsular (entre 500 y 700 metros). Continuará la inestabilidad con precipitaciones en Galicia, el Cantábrico, Navarra y La Rioja, con una ligera probabilidad de que afecten también y de forma débil a puntos dispersos del norte del Sistema Central y el Sistema Ibérico. En Canarias continuarán las lluvias y los chubascos, más probables e intensos por la tarde.

Las temperaturas del miércoles seguirán muy bajas, con heladas intensas generalizadas en el interior, fuertes en zonas de montaña y en páramos del interior. Se mantendrán por debajo de los valores normales en todo el país.

En cuanto al jueves, podría haber precipitaciones en el Cantábrico oriental y la cabecera del Ebro. Un nuevo frente penetrará por la tarde por Galicia, lo que aumenta la probabilidad de lluvias en el noroeste, que continuarán en el norte de las islas montañosas de Canarias. Las temperaturas apenas cambiarán, con heladas fuertes por la noche en amplias zonas del interior peninsular.

El viernes es probable que el frente atlántico que había llegado el día anterior por Galicia barra toda la vertiente atlántica y cantábrica, y deje más precipitaciones en Galicia, la cornisa cantábrica, los Pirineos y, por la tarde, en el área mediterránea. Seguirán las temperaturas muy bajas y las heladas intensas en el interior peninsular.