Compartir

En una entrevista en TVE recogida por Servimedia, Arrimadas aseguró que es feminista si por feminismo se entiende la lucha por la igualdad, y alertó de que no acepta lecciones en ese terreno porque ha sufrido en sus propias carnes el machismo no solo en política sino en su anterior etapa profesional.

“Lo que no soy es comunista”, añadió, subrayando que en esa huelga se apela a luchar contra el capitalismo y la libertad de mercado, una lucha en la que en Ciudadanos “no estamos muy cómodos”.

Considera un “error” mezclar el feminismo con otras cuestiones ideológicas porque considera que el feminismo debe ser “plural” para poder ser útil, y aseguró que nadie puede dar “carnés” de feminismo ni dar lecciones de igualdad a los dirigentes de Ciudadanos.

También alertó este viernes de que los mensajes enviados por Carles Puigdemont reconociendo el fracaso del proceso secesionista permiten constatar la diferencia de discursos entre los separatistas en público y en privado, pero no acaban con el problema que supone el independentismo.

Arrimadas recordó que lleva mucho tiempo diciendo que el proceso independentista “está muerto” porque no lleva a ningún sitio, pero “el independentismo no desaparece con estos mensajes”, porque se ha alimentado durante muchos años con muchos recursos públicos en todos los ámbitos.

La realidad, aseguró, sigue siendo “complicada”, aunque esos mensajes sí son una prueba más de que el independentismo salió “dividido” y “debilitado” de las últimas elecciones en Cataluña, en las que preservó la mayoría absoluta en escaños pero con menos parlamentarios que en la anterior legislatura y con una victoria de Ciudadanos.

Arrimadas cargó contra la “ocurrencia” de Oriol Junqueras de que Cataluña tenga una Presidencia de la Generlitat “simbólica” y otra “efectiva”, y lo consideró un “nuevo capítulo del show”. “Están atrapados”, aseguró, y necesitan “un titular cada día” para intentar mantener el foco de atención. Las facturas que tienen que pagar los autónomos y los ciudadanos en Cataluña y las listas de espera de la sanidad o la dependencia, replicó, no son simbólicas sino reales.

En su opinión, la situación es “esperpéntica”, no tiene precedentes, y la decisión del presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, de aplazar la sesión de investidura solo pretende “ganar tiempo”, ya que los independentists “han prometido una cosa que no van a poder cumplir”.

Arrimadas rechazó de nuevo la “presión” del PP para que se someta a una sesión de investidura que, aunque resulte fallida, sirva para poner en marcha el plazo de dos meses en el que se convocarían nuevas elecciones si nadie es elegido para presidir la Generalitat. El constitucionalismo, esgrimió, tiene que ser “realista y útil”.

Dejó claro en todo caso que Ciudadanos no trabaja con el escenario de unas nuevas elecciones, entre otras cosas porque al celebrarse con la misma ley electoral no garantizarían la resolución del problema existente al haber ganado Ciudadanos pero no poder gobernar.