Compartir

Los precios de los carburantes han experimentado un comportamiento desigual durante la última semana, ya que el diésel ha bajado un 0,2%, con lo que ha roto con seis semanas al alza, mientras la gasolina ha subido un 0,1%.

Según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por Servimedia, el precio de la gasolina se sitúa esta semana en los 1,256 euros por litro, un 0,08% más cara que hace una semana, cuando costaba 1,255 euros. En su caso, está en máximos desde abril de 2017.

En el caso del gasoil, que se mantiene en máximos desde julio de 2015, el precio de esta semana es de 1,164 euros por litro, un 0,17% menos que los 1,166 de la semana anterior.

Con ello, en comparación con hace un año, los precios de ambos carburantes suben. El coste para el consumidor de la gasolina ha ascendido un 1%, mientras que el del gasóleo lo ha hecho un 3,7%.

Con los precios de la última semana, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta 69,08 euros, cinco céntimos más que la semana anterior, mientras que un depósito de un vehículo de gasóleo conlleva un gasto de 64,02 euros, 11 céntimos menos que en la referencia anterior.

El importe medio de ambos carburantes en España sigue por debajo tanto de la media de la Unión Europea como de la zona euro. En la última semana, en la UE-28 el precio de la gasolina se situó en 1,391 euros por litro, mientras que el del diésel lo hizo en 1,287 euros. Asimismo, en la zona euro el precio de venta al público del litro de gasolina se fijó en 1,427 euros por litro y el del gasoil en 1,284 euros.