Compartir

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) informó este miércoles sobre la asistencia de “miles de empleados públicos” a las concentraciones celebradas en toda España para reclamar al Gobierno una mejora en sus salarios y condiciones laborales.

Según informó el sindicato de empleados públicos en un comunicado, las movilizaciones de este miércoles, que consistieron en concentraciones en las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno por toda España y en el complejo de los Nuevos Ministerios en Madrid, coinciden con el inicio de la negociación con el Ministerio de Hacienda, que continuarán el próximo lunes.

Para CSIF, “si el ministerio quiere un acuerdo que avale la presentación de los Presupuestos Generales del Estado, deben incluir un amplio paquete de medidas que den carpetazo a los años de recortes por la crisis económica”.

En este sentido, entre las reivindicaciones de los empleados públicos se encuentran la recuperación del poder adquisitivo perdido desde 2010, en torno al 20 por ciento e incluir a los empleados públicos de la Administración General del Estado en el proceso de equiparación salarial iniciado con Policía y Guardia Civil, respecto a las comunidades autónomas.

Además, también reclaman la aprobación de la oferta pública de empleo, con una tasa de reposición superior al 100% en la Administración General del Estado, para permitir “avanzar en la recuperación de los puestos de trabajo destruidos durante la crisis”. En ese sentido, el sindicato cifra en 163.000 los empleos perdidos desde 2010 en el conjunto de las administraciones.

Por último, piden también la derogación “del decreto que impide negociar la jornada de 35 horas y eliminar los descuentos en la nómina por Incapacidad Temporal”.

Además de las movilizaciones de hoy, el sindicato también tiene prevista una “gran manifestación” en Madrid el 24 de febrero que concluirá ante el Ministerio de Hacienda y Función Pública.

La pasada semana, el presidente de CSIF, Miguel Borra, ya se reunió con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para hacerle llegar sus reivindicaciones. En dicha reunión el ministro le trasladó una oferta de subida salarial de hasta el 8% en tres años, con una parte fija del 5,25% y otra vinculada a los objetivos de crecimiento del PIB y reducción del déficit. La parte fija se repartiría con un 1,5% en 2018, un 1,75% en 2019 y un 2% en 2020. Entonces, el representante de CSIF señaló que la oferta le parecía “muy escasa”.