Compartir

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó este miércoles, a propuesta del PP, crear una comisión de investigación para determinar en tres meses prorrogables a otros tres si en la cesión del contrato de Bicimad se cometieron “irregularidades“, con los votos a favor del PSOE y Ciudadanos y la abstención de Ahora Madrid.

El portavoz de Medio Ambiente y Movilidad del PP, Álvaro González, presentó la propuesta volviendo a exponer las críticas del grupo al contrato de municipalización de Bicimad, su falta de auditoría e inventario, y las posteriores irregularidades en el documento sin firma con el que se quiso justificar la compra por 10,5 millones. Igualmente criticó la auditoría de diciembre de 2017, así como el hecho de que dos empresas pantalla de Bonopark hayan recibido un nuevo contrato del Ayuntamiento.

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, reiteró su enfoque de que, municipalizando el servicio, el Ayuntamiento permitió su viabilidad y su ampliación, que a su juicio era imposible con el contrato que adjudicó el Gobierno municipal de Ana Botella. Era, dijo, la única solución posible.

La portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, calificó de “mala operación” los 10,5 millones que se pagaron sin contar con las pérdidas de Bonopark, teniendo que renovar 1.800 de las 2.000 bicis, y sin haber hecho una auditoría previa, y luego haber pedido una en diciembre de 2017. Al PSOE le sugirió que tiene una gran oportunidad de arrojar luz sobre el asunto. Villacís logró introducir una enmienda que fija en tres meses prorrogables a otros tres la duración de la comisión.

Desde el Grupo Socialista, Ignacio de Benito señaló las dudas, ahora convertidas en conciencia de “irregularidades“, que sobrevuelan la cesión del contrato, y anunció su apoyo a la comisión de investigación pero con una enmienda 'in voce' que instaba a retrotraer las investigaciones a la época de la exalcaldesa Ana Botella. De Benito denunció que su gobierno no vigiló ni sancionó las debilidades de Bonopark y que esta empresa dejó caer el servicio para venderlo. Si el PP no la aceptaba, avanzó, el PSOE llevará una iniciativa en este sentido al próximo Pleno.

Álvaro González anunció que el PP rechazaba el intento del PSOE de “ensuciar” y “tergiversar” la propuesta del PP con su enmienda, e invitó a los socialistas a hacer las preguntas sobre la época de Botella a la funcionaria Mar Valiente, actual coordinadora del Área y que ya hizo gestiones sobre el tema cuando gobernaba el PP, sin necesidad de incluirlo en la comisión de investigación.

Sabanés elevó la responsabilidad a su predecesor como delegado, Diego Sanjuanbenito, y anunció que, si el PP aceptaba la enmienda del PSOE, Ahora Madrid aceptaría la comisión de investigación. Finalmente esto no ocurrió y Ahora Madrid se abstuvo, pero los socialistas la sacaron adelante, después de haber rechazado una propuesta análoga hace meses.