Compartir

 Volkswagen, Daimler –Mercedes Benz y Smart– y BMW realizaron una serie de pruebas nocivas junto a seres humanos para experimentar con sus motores diesel. Así lo han confirmado dos medios alemanes, 'Stuttgarter Zeitung' y 'Süddeutsche Zeitung', quienes ya informaron de las pruebas con monos en 2014.

Según informan ambos medios, una organización desaparecida fundada por las tres marcas solicitó un estudio sobre la inhalación de dióxido de nitrógeno a corto plazo en personas sanas.

Tras ser aceptada la solicitud, veinticinco personas fueron examinadas en el Hospital Universitario de Aachen, donde inhalaron diferentes cantidades de dióxido de carbono sin reacción aparente.

Por el momento, la única compañía que que se ha pronunciado es Daimler, quien ha declarado al 'Süddeutsche Zeitung' que están “conmocionados por el alcance de estos estudios y la forma en la que se llevaron a cabo”.

Según informa ecomotor.es, Volkswagen si ha contestado a las acusaciones vertidas por 'The New York Times', quien ha incidido en las pruebas con monos realizadas hace más de cuatro años.