Compartir

La Cruz franquista de los Caídos en el municipio de Callosa (Alicante) ha sido retirada esta madrugada entre fuertes medidas de seguridad y se ha saldado con la detención de dos personas afines a un grupo falangista que se han opuesto a la retirada del monolito.

Tal y como informa 'El Español', la retirada se ha realizado dentro del marco del cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Su retirada estaba pendiente desde el 2016, pero no se había realizado hasta ahora debido a la negativa de un sector de la población que se ha turnado durante año y medio para evitar su desmantelamiento.

La Guardia Civil y la Policía han sido los encargados de desalojar la plaza y de asegurar la retirada de la cruz, además de la detención de un hombre y una mujer por resistencia a abandonar el lugar y lanzar petardos a los agentes.

Por otra parte, según informa el citado medio, se produjeron altercados entre los que estaban a favor de la retirada y los que estaban en contra. Cánticos a favor de la República e insultos entre personas en lo que los cuerpos de seguridad tuvieron que mediar para que la cosa no fuese a mayores.

La decisión de retirar la cruz franquista ha sido apoyada por la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana. De esta manera, se realiza el cuarto intento de cumplir con la Ley de Memoria Histórica al retirar un monumento levantado en el 1940 tras la Guerra Civil.