Compartir

El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid, Ramiro García de Dios, celebrará hoy un careo entre el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y el presidente del diario 'La Razón', Mauricio Casals, para tratar de averiguar la identidad de la “magistrada amiga de la casa” que supuestamente advirtió a los cabecillas del `caso Lezo´ de que estaban siendo investigados.

El juez investiga una denuncia del abogado José Luis Mazón, integrado en Contrapoder, que alertó sobre el supuesto chivatazo que habría dado una magistrada a los investigados del `caso Lezo´, que se instruye en la Audiencia Nacional.

El sumario del caso recoge las escuchas telefónicas realizadas a Ignacio González durante la investigación y en una de sus conversaciones con el exministro Eduardo Zaplana asegura que Casals le reveló en una comida que una magistrada “amiga” de 'La Razón' les alertó a él y a Edmundo Rodríguez Sobrino, exconsejero de la empresa editora del periódico, de que estaban siendo grabados por la Guardia Civil.

Rodríguez Sobrino, que también fue presidente de Inassa, la filial en América Latina del Canal Isabel II y epicentro de la investigación, salió de la cárcel el pasado mes de noviembre tras pagar una fianza de 100.000 euros. El juez número 6 de Madrid dictó un auto el pasado mes de mayo en el que acordaba investigar qué magistrada de la Audiencia Nacional podría estar detrás de la filtración. De comprobarse la veracidad de los hechos, la magistrada podría haber incurrido en un delito de revelación de secretos.

Casals estuvo imputado junto con el director de 'La Razón', Francisco Marhuenda, por presuntos delitos de coacción a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, pero el juez Eloy Velasco decidió archivar la causa.