Compartir

La Guardia Civil ha detenido en Madrigueras (Albacete) a un peligroso fugitivo huido de la Justicia rumana, que mató a en su país a una persona cuando entró a robar en su casa.

Según informó el Instituto Armado, el arrestado -C.M.S, de 34 años de edad- está acusado por los jueces de su país de “robo con violencia cualificado”, equivalente en la legislación española a un homicidio en conexión con un delito de robo con fuerza.

Los hechos que se imputan a este acusado tuvieron lugar en abril de 2016, cuando asaltó una vivienda habitada con la intención de cometer un robo. Al ser sorprendido por su morador, para huir le golpeó violentamente en la cabeza con un objeto contundente y provocó su muerte.

Conocedor de la sentencia dictada, el condenado eludió la acción de la justicia de su país, encontrándose en paradero desconocido. Por tales hechos, las autoridades rumanas emitieron una Orden Europea de Detención y Entrega con el fin de localizar al fugado y poder presentarlo ante la justicia rumana.

Gracias a la rápida solicitud de colaboración policial internacional existente con la Agregaduría de Interior de la Embajada de Rumania en España, se puso en conocimiento de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil la posibilidad de que el fugado pudiera encontrarse residiendo en España.

RÁPIDA CAPTURA

Las autoridades rumanas advirtieron de que se trataba de un individuo potencialmente peligroso, habitualmente armado y capaz de enfrentarse a las fuerzas de seguridad en caso de ser detectado. De hecho, esta persona ya cumplió una condena de 10 años de prisión en Rumanía por la comisión de otro homicidio.

Una vez recibida la orden de detención, los investigadores del Instituto Armado detectaron que esta persona pudiera estar en las cercanías de la capital albacetense.

Fruto de estas investigaciones y tras varios servicios operativos, junto al análisis de datos derivados del intercambio de información con la policía rumana, se pudo delimitar el paradero del fugado hasta el punto de ser localizado en la localidad albaceteña de Madrigueras.

Tras establecerse un complejo dispositivo policial en este municipio, se logró la localización y detención del fugitivo sin riesgo ni posibilidad de enfrentamiento por parte del detenido contra los agentes ni del resto de vecinos.