Compartir

Desde el Ayuntamiento de Oviedo han propuesto al Consejo de Igualdad la decisión de quitar la estatua de Woody Allen que se erige en el centro de la ciudad asturiana. Este Consejo, formado por mujeres consideran que las graves acusaciones sobre abusos sexuales que han sacudido al actor y director estadounidense. Según informa 'La Nueva España' las mujeres que forman el Consejo de Igualdad ven totalmente fundamentadas las pruebas de estos abusos y ven verídicas las acusaciones de la hija del director, Dylan Farrow, sobre esos supuestos abusos que sufrió cuando tenía tan solo siete años.

Estas cosas no se inventan y no se puede homenajear a un monstruo. La carrera profesional va ligada a la persona y no podemos dejar que el genio eclipse a ese monstruo. Es un depravado y aún así su estatua sigue en las calles de Oviedo” declaró Eva Irazu, portavoz de la Plataforma Feminista de Asturias. La concejal de Izquierda Unida, Cristina Pontón dejó muy claro que no van a pasar por alto los hechos y que no miraran a otro lado ya que este tipo de conductas son cosas “con las que nadie puede estar de acuerdo”.

La presidenta del colectivo Xega, Yosune Álvarez, declaró que “no se les puede dar cancha ni reconocimiento público a los agresores machistas. Haremos toda la presión posible para que se quite”. María Jesús Suárez de la Asociación de Mujeres Pura Tomás “yo estoy en contra del monumento desde el momento en el que se puso porque las denuncias sobre Woody Allen no son de ahora, pero fue una estrategia de marketing de Gabino de Lorenzo y ahora vienen los problemas“.

Muchas más han sido las asociaciones que se han puesto a favor de la retirada de la estatua y desde el gobierno asturiano también se han pronunciado. Una de las exconcejales del PSOE declaró “es verdad que no está condenado, pero los juicios fueron hace tiempo y puede que se haya tenido en cuenta quien era la persona a la hora de decidir. Las palabras de su hijo y de su hija dejan claro que hay razones suficientes para creerles. Igual que se quitaron las calles franquistas también se debería de retirar el monumento”.