Compartir

Ver a Carles Puigdemont besar la bandera española como si estuviese jurándola sería algo inaudito para muchos. Sin embargo, un joven danés logró que dicho suceso se convirtiese en realidad.

Tal y como informa 'La Vanguardia', el varón logró acercarse al ex president, que estaba almorzando en un centro comercial de Copenhague, con la bandera constitucional del Reino de España y con el claro propósito de que Puigdemont la besase. Como se puede observar en el vídeo, el candidato de Junts Per Cataluña – entre risas – admitió que no tenía ningún problema en besarla, y lo hizo en dos ocasiones.

En el momento en el que besaba la rojigualda, el joven ironizaba ante tal escena diciendo que a Puigdemont le gustaba besar la bandera. Además, le preguntó por la independencia y el futuro de la ciudadanía catalana, a lo que el ex presidente respondió que no había ningún problema.