Compartir

El 40,1% de los contratos indefinidos firmados en 2017 en España procedió de contratos temporales, según un estudio realizado por Randstad basado en los datos relativos a las conversiones producidas en la última década publicados por el Servicio Empleo Público Estatal (SEPE).

Este informe revela que en 2017 la conversión de contratos temporales en indefinidos aumentó un 17,9%, hasta alcanzar las 686.445 conversiones, lo que supone la cifra más elevada de los últimos ocho años. Analizando la serie histórica, el estudio destaca que desde 2007 (cuando se superaron las 900.000 conversiones) el número de este tipo de contratos descendió durante cinco periodos consecutivos, hasta registrar la cifra más baja en 2012 (395.882).

Desde entonces, las conversiones aumentaron durante cinco años seguidos, registrando el segundo mayor incremento en 2017, sólo superado por el registrado en 2016 (21,6%). El director de Relaciones Institucionales de Randstad, Luis Pérez, destacó que “la contratación temporal funciona como puente a un puesto de trabajo estable“.

Respecto a la evolución de los datos por comunidades autónomas, las conversiones aumentaron en todas ellas, con crecimientos superiores a la media nacional en Baleares (un 28,1% más), La Rioja (26,5%), Extremadura (26,4%), Andalucía (24,6%), Comunidad Valenciana (23,4%), Castilla y León (21%), País Vasco (19,2%) y Navarra (18,9%).

En términos absolutos, el informe de la compañía de recursos humanos revela que la comunidad que registró más conversiones en 2017 fue Cataluña, con más de 132.000, seguida de Madrid (con más de 110.000) y Andalucía (más de 91.000). Entre las tres regiones acumulan más de 333.000 conversiones, lo que supone el 48,6% del total.