Compartir

Un bebé de ocho meses ha muerto y al menos 17 personas han resultado heridas en un atropello masivo que ha tenido lugar en la Playa de Copacabana en Río de Janeiro. Según 'El Confidencial', el accidente se produjo de madrugada en un momento en el que el paseo marítimo más turístico de Río estaba abarrotado.

El conductor, que ha sido detenido, alegó en su defensa que había sufrido un ataque epiléptico. Los policías encontraron pastillas de su tratamiento en el coche que conducía, tal y como ha informado la cadena de televisión brasileña 'Globo'. El bebé fallecido ha sido encontrado en un carro que fue embestido, mientras que los heridos han sido trasladados a los hospitales más cercanos.

Según testigos de los hechos acaecidos, el varón conducía un Hyundai i30 a toda velocidad en el momento en el que había una gran aglomeración de personas e indican que “volaban sillas” y no se dieron cuenta de que era un coche “hasta que vieron la gente tirada en el suelo”.