Compartir

Un total de 24.622.812 horas de trabajo se perdieron en España por las huelgas convocadas en 2017, lo que supone un incremento del 115,8% con respecto al año anterior.

Según informó este jueves la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), el número de huelgas registradas en España durante el pasado año ascendió a 774, un 5,95% menos. Estas huelgas fueron secundadas por 1.948.955 trabajadores, un 142,14% más.

CEOE advierte que en esta comparación, hay que tener en cuenta la repercusión que en la conflictividad laboral han supuesto las huelgas registradas en el sector de transportes y comunicaciones, sobre todo en el sector del taxi; el metro de Madrid y Barcelona o Renfe, así como la huelga de estibadores, de los controles de seguridad del aeropuerto de Barcelona-El Prat y en Cataluña desde septiembre.

En cuanto a la conflictividad estrictamente laboral (la que queda al restar de esos totales la cantidad derivada de huelgas en servicios de carácter público y por motivaciones extralaborales), en 2017 se produjeron 526 huelgas, con 85.932 trabajadores implicados y 3.703.866 horas de trabajo perdidas.

En comparación con 2016, las huelgas disminuyeron un 14,05%, pero las horas de trabajo perdidas crecieron un 28,33% y los trabajadores que participaron en ellas aumentaron un 30,43%.

En 2017, se contabilizaron 211 huelgas en empresas o servicios de carácter público, secundadas por 1.859.303 trabajadores, en las que se perdieron 20.652.434 horas de trabajo. Respecto año anterior, se incrementaron el número de huelgas (+23,39%), las horas de trabajo perdidas (+149,97%) y los trabajadores que participaron (+153,12%).