Compartir

Cada vez son más las irregularidades que se destapan y que implican al Ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena. La última de todas tiene que ver con la justificación de lo que se pagó por la compra de Bicimad. La cantidad por la que se compró supuestamente el servicio de bicicletas es de 10.5 M€. Según informa 'ABC', el equipo de la alcaldesa y en concreto Álvaro Fernández Heredia e Inés Sabanés amañaron el expediente de validación del precio del contrato de cesión. 

Ahora Madrid pactó con Bonopark, empresa que dirigía el proyecto de Bicimad, la cantidad de dinero que le entregarían, y al parecer, el Ayuntamiento le dio a la empresa un cheque en blanco. El vandalismo ha llevado al Ayuntamiento a tener unas pérdidas mensuales de 300.000 euros, que se traduce en 3,6 M€ anuales.

Los documentos de Bonopark aseguraban que el coste total del servicio era de 7,3 M€, de los cuales, solo la mitad, 3,5 M€ se han amortizado. Dentro del precio que la empresa daba por los servicios se incluían los anclajes, las cámaras, los tótem, las plataformas, las baterías y las más de 2.000 bicicletas, contando con todo esto, el precio total del servicio estaría en unos 6,9 M€ y no los 10,5 M€ que firmó el equipo de Manuela Carmena.