Compartir

Los hechos ocurrieron en el bar Zapatones, ubicado en la Travesía de Ronda, 6, cuando Ignacio Racionero, más conocido entre los ultras como Nacho 'el Raciones', increpó al joven, en estado de embriaguez, porque ,al parecer, le estaba mirando, según informa 'La Razón' el chico le contestó “nada”. Los testigos presenciales aseguran que el joven no hizo nada por lo que el agresor se pudiera ofender y que simplemente debía ser que éste, buscaba pelea.

En cuanto los hechos ocurrieron, los miembros del Frente Atlético, comenzaron a buscar entre sus filas al posible autor de la agresión con el fin de poder ayudar a su detención. El agresor tiró la navaja con la que apuñaló al joven en un parque infantil cercano y fue encontrada por la Policía Científica. La policía se trasladó al domicilio del agresor y allí le esperó para su detención, que sucedería de madrugada ya que Ignacio Racionero se fue de fiesta después de lo sucedido.

“El Raciones” es un 'perro viejo' del Frente y de la Justicia ya que estuvo imputado por el asesinato de Aitor Zabaleta en diciembre de 1998, pero finalmente sólo encarcelaron a Ricardo Guerra, aunque en el juicio, Racionero, declaró haber estado toda la tarde de los hechos con Guerra. En mayo de 2005 fue detenido por asaltar, junto con varias decenas de miembros del Frente, un entrenamiento del Atlético de Madrid. Increparon a los jugadores y empleados y fue imputado por delitos de desórdenes públicos y asociación ilícita. Racionero pertenecía entonces entonces a la sección Bastión 1903.