Compartir

Morirse puede ser un negocio muy lucrativo, y más en el mundo de la música.

Tras la muerte de Dolores O'Riordan, líder, vocalista y compositora de la banda irlandesa The Cranberries, el pasado lunes, la adquisición digital de sus obras se ha disparado dramáticamente.

Los discos de The Cranberries y los trabajos de O'Riordancomo de solista han subido como la espuma y copan las listas de ventas de álbumes más vendidos, por ejemplo, en Amazon. Según el portal 'TMZ', el disco de la banda, 'Something Else', subió un 913.350%.

Sus canciones también ocupan los otros 4 primeros puesto de los discos tendencias, con un aumento del 147,552% ('Are You Listening?'), 107,520% ('Everybody Else is Doing it'), 93,781% ('To the Faithful Departed') y 77,096% ('Wake Up and Smell The coffe'), respectivamente.

O'Riordan fallecía el pasado lunes, en Londres, a los 46 años de edad y por causas, todavía desconocidas.