Compartir

Carles Puigdemont ha jurado la Constitución “por imperativo legal” y el Estatut como condición imprescindible para ocupar un escaño en el Parlament. Según informa 'La Vanguardia', el ex president cesado y candidato por Junts Per Cataluña ha añadido a su juramento la promesa de actuar “con plena fidelidad a la voluntad del pueblo”.

Para obtener el acta de diputado, tal y como indica 'El Mundo', son presentar las credenciales como electo, además de una declaración de bienes y la promesa de cumplir la Constitución y el Estatut por escrito. Salvo Jordi Turull, Joaquin Forn, Jordi Sànchez, Clara Ponsatí y Lluís Puig, todos los electos por Junts Per Cataluña han acatado el mandamiento por imperativo legal.

Por parte de la candidatura de Esquerra, se han limitado a prometer el cumplimiento de las leyes de la Constitución y del Estatut sin añadir ninguna formula más. Desde la formación republicana apuntan a que quedan “a disposición del nuevo Parlament, de la Presidencia y del Govern de la Generalitat”.