Compartir

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, propuso hoy, en un desayuno informativo, un “pacto por la regeneración democrática y la transparencia vinculante y exigible a todos los cargos institucionales y orgánicos de los partidos políticos, que acabe con la doble moral y los diferentes criterios éticos ante los mismos hechos”.

En el encuentro, organizado por Europa Press, explicó que convocará a los partidos con representación parlamentaria en Madrid a una reunión en la sede de la Presidencia regional, en la Puerta del Sol, con el fin de alcanzar “una propuesta definitiva, que sea fruto del consenso y que pueda también servir de modelo para un gran acuerdo nacional”.

Dijo que este pacto supondrá poner en marcha los proyectos de ley de regeneración democrática aprobados por el Gobierno regional y que actualmente están paralizados en la Asamblea de Madrid, y la puesta en marcha de un “código ético unificado para todos los partidos, que establezca un mismo nivel de exigencia ética a todas las formaciones”.

Cifuentes indicó que propondrá que las disposiciones de este pacto se puedan exigir a todos los cargos institucionales y orgánicos de todos los partidos políticos, al tiempo que incluyan los principios de conducta y las causas de incompatibilidad, así como los supuestos concretos de renuncia al cargo.

Además, planteará la creación de un Comité de Ética y Transparencia, con representación de todos los partidos, cuyas funciones principales serán “garantizar el cumplimiento del pacto y regular otros aspectos, como las causas de renuncia voluntaria o la obligación de presentar las declaraciones de adhesión a las normas establecidas en el mismo”.

Durante su intervención, la presidenta regional hizo balance del año 2017 y citó, entre otros objetivos para 2018, un nuevo sistema de financiación.

“La Comunidad de Madrid va a defender un sistema que, sin menoscabar la solidaridad con el resto de las comunidades autónomas, permita mantener unos servicios públicos de calidad”, manifestó.

Señaló que ella apuesta por un sistema “que acabe con el actual déficit de financiación, de 1.400 millones de euros, y la discriminación que supone que cada madrileño reciba 229 euros menos que el resto de los españoles”.

MÁS EMPLEO

Por otro lado, también se refirió a los cerca de 120.000 madrileños que han encontrado un empleo, creándose cada día 327 puestos de trabajo, y aseguró que se ha recuperado ya el empleo que se destruyó durante la crisis, creciendo a un ritmo del 4,2%; es decir, por encima del propio PIB.

Según Cifuentes, se estima que se crearán 75.000 nuevos puestos de trabajo para 2018, lo que situará la tasa de paro en torno al 10,7% a final de año, gracias a un crecimiento económico previsto del 3%, y con una baja fiscalidad.

También hizo balance de su gestión en Madrid y destacó que en la sanidad madrileña se ha reducido un tercio el tiempo de lista de espera quirúrgica, hasta situarla en 46,2 días, la más baja de España.

También habló de educación y señaló se han bajado las tasas universitarias un 20% para los grados y un 30% para los postgrados, y se destina a becas más dinero que nunca: 111 millones de euros. Y en materia social, añadió, se atiende a más de 117.000 personas dependientes, 29.000 más que en el inicio de la legislatura.

Por otro lado, arremetió contra la oposición y consideró “que se está comportando de un modo más irresponsable que en el resto de España, aferrándose casi en exclusiva a asuntos del pasado y de otros gobiernos, intentando alargar el linchamiento político de la Comisión de la Corrupción y haciendo un uso partidista de las instituciones”.

En su opinión, este hecho es “la constatación del agotamiento del tripartito de la oposición”, frente al Gobierno que preside “de tolerancia cero contra la corrupción, venga de donde venga y afecte a quien afecte, una actitud confirmada por el hecho de que Madrid, que en 2015 era la región menos transparente de España, ahora es según todos los indicadores es la más transparente”.