Compartir

La dirección del PSOE ha reservado la participación de su secretario general, Pedro Sánchez, para las asambleas abiertas de las capitales que considere que es “más fácil” recuperar el voto para el PSOE ante una próxima cita electoral.

El PSOE, según comentaron a Servimedia fuentes de la dirección, ya ha puesto en marcha su estrategia ante una posible cita electoral, que pasa volver a captar al votante tradicional socialista que se desencantó en las últimas citas y al que esperan recuperar con un posicionamiento “más de izquierdas” del “nuevo PSOE“.

En los primeros contactos con la ciudadanía en estas asambleas abiertas, Sánchez ha recuperado la idea de que se siente próximo a los votantes de Podemos pero no a los dirigentes de esta formación ni a su líder, Pablo Iglesias. Les critica que no han defendido la soberanía nacional ante el desafío independentista en Cataluña.

Además, desde la dirección del PSOE consideran que la figura de Sánchez, tras lo que pasó en su primera etapa como secretario general y su renuncia al escaño por mantenerse fiel a sus principios, hace sumar enteros a ese posicionamiento de “izquierdas” del partido que ya conlleva la propia marca PSOE y que tira por sí misma de personas que se consideran de izquierdas. De hecho, calculan que la fidelidad a la marca PSOE está en un 68% y que Sánchez es un “activo” ante posibles convocatorias.

Tras la primera asamblea en Granada y la de este sábado en Madrid, las próximas citas llevarán al secretario general del PSOE a celebrar asambleas abiertas este martes 16 en León, después en Alicante el día 20 y el próximo 23 en Sevilla.