Compartir

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha denegado a Oriol Junqueras, a Jordi Sànchez y al exconseller Forn la posibilidad de acudir al Parlament para la sesión de investidura y la formación de la mesa de la Cámara. Al mismo tiempo, también ha negado al ex vicepresidente de la Generalitat la solicitud de ser trasladado a una cárcel catalana.

Según informa 'El País', por otra parte Carles Puigdemont se ha reunido con su grupo parlamentario para tratar de sacar adelante la intención de ser investido vía telemática tras el acuerdo con ERC para la formación de la mesa independentista.