Compartir

España se sitúa como líder mundial en donación y trasplante con 5.259 trasplantes realizados en 2017, de los que 140 fueron pediátricos, a lo que se añade la cifra de 46.9 donantes por millón de población, lo que supone un incremento del 30% en los últimos tres años, según los últimos datos de la Organización Nacional de Traplantes (ONT) dados a conocer este jueves.

Durante la presentación del balance de actividad de donación y trasplante de la ONT en 2017, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, afirmó que estos datos “son los mejores en la historia del sistema español de trasplantes, que mantiene su liderazgo mundial durante 26 años consecutivos gracias a la generosidad de los donantes y sus familias, a los profesionales, a la ONT, a nuestro gran Sistema Nacional de Salud y al compromiso firme y decidido de este Gobierno por dar vida a quien más lo necesita”.

En 2017 se realizaron 5.259 trasplantes de órganos, de los que 3.269 fueron renales, 1.247 hepáticos, 304 cardíacos, 363 pulmonares, 70 de páncreas y 8 intestinales. Además, en los últimos tres años la tasa de donación por millón de población ha aumentado en un 30%, lo que supone que cada día seis personas han donado sus órganos y se han realizado 14 trasplantes diarios.

A este respecto, Montserrat señaló la nueva Estrategia en la que está trabajando la ONT, denominada '50×22' con la que el nuevo equipo de la organización busca alcanzar los 50 donantes por millón de población y los 5.500 trasplantes en el año 2022 “para seguir batiendo récords”.

En la presentación de este balance, la directora de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, subrayó que uno de cada cinco órganos se trasplantan en una comunidad autónoma distinta a la del que procede el donante. A esto se añade que “la lista de espera se reduce para todos los órganos, excepto para el páncreas, pasando de un total de 5.480 pacientes al finalizar 2016 a 4.896 a 31 de diciembre de 2017. De ellos, 74 son niños”.

A todo ello, la directora de la ONT destacó el incremento de la donación por muerte encefálica o muerte cerebral, mientras que los donantes por accidente de tráfico se sitúan en un 4,2%, el porcentaje más bajo hasta ahora. Por el contrario, han descendido los trasplantes renales de donante vivo con un total de 332 frente a los 341 de 2016.

Según este balance, se acentúa el envejecimiento progresivo de los donantes, ya que el 54,6% supera los 60 años, el 30% los 70 y el 9% los 80. La edad máxima de un donante efectivo está hoy en día en los 91 años. Por comunidades autónomas, las que registran y mayor crecimiento en el número de donantes son, por este orden, La Rioja, la Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares.