Compartir

El gobierno de Gran Bretaña ha denegado la concesión de estatus diplomático a Julian Assange, fundador de WikiLeaks. La decisión se ha conocido después de que el Gobierno de Ecuador le haya concedido la nacionalidad tras llevar seis años recluido en su embajada de Londres.

En caso de que Reino Unido le concediera dicha condición a Assange, el fundador del reconocido portal de datos y filtraciones tendría inmunidad para salir de la embajada sin posibilidad de ser arrestado.

El propio Assange cree que si abandona la embajada podría ser deportado a Estados Unidos, donde sería juzgado por la divulgación de datos secretos e información confidencial del Gobierno norteamericano realizada con Wikileaks.