Compartir

Una mujer, de 45 años y de origen costarricense, fue detenida el miércoles en Valencia acusada, presuntamente, de un delito de estafa al intentar engañar a otra para que cobrara un décimo de lotería que, supuestamente, había sido premiado con 500.000 euros. A cambio, la estafadora le entregaría 37.000 euros, pero la víctima del engaño debía dejarle una serie de joyas en prueba de buena fe. El clásico truco del 'tocomocho'

La estafadora convenció a la víctima con la excusa que ella no podía cobrarlo ya que se encontraba en una situación irregular, informaron fuentes de la Policía. En el momento del arresto fueron incautados, 10 sobres, 10 servilletas impresas imitando billetes de 500 euros, 23 cheques de una entidad bancaria y una tarjeta de crédito a nombre de una tercera persona, tal y como informa el diario 'El Mundo'.

La estafada se encontraba trabajando cuando una pareja la pidió ayuda para poder cobrar un décimo de lotería que aseguraban estaba premiado con 500.000 euros. La victima desconfió y realizó una llamada a su novio, quien escuchó la conversación y decidió llamar a la Policía que se personó en el lugar de los hechos y procedieron a la detención de la mujer, no así a la de su pareja, ya que el hombre abandonó el lugar entes de que las fuerzas de seguridad llegaran.

La mujer pasará disposición judicial.