Compartir

La tensión política vivida en Cataluña durante el último trimestre de 2017 tuvo un impacto de 319 millones de euros en el sector turístico, según los datos revelados este jueves por la Asociación para la Excelencia Turística (Exceltur).

En una rueda de prensa, el vicepresidente ejecutivo de este 'lobby' turístico, José Luis Zoreda, explicó que, como consecuencia, el sector en toda España cerró el año con un incremento de su PIB del 4,4%, tres décimas menos de lo que hubiera crecido sin el conflicto independentista.

Además, anunció que para 2018 su previsión es que la actividad turística suba un 3,3%, aunque advierte de que el crecimiento podría ser hasta medio punto inferior si continúa el conflicto político en Cataluña.