Compartir

Elena Salgado, vicepresidenta económica del Gobierno socialista entre 2009 y 2011, señaló este jueves que hizo “cero llamadas” a inversores institucionales, empresarios o banqueros, para que compraran acciones de BANKIA (BKIA.MC) durante su salida a BOLSA (BIMBOA.MX) en julio de 2011.

En la comisión del Congreso de los Diputados que investiga la crisis financiera, Salgado respondía así al diputado de ERC Joan Capdevila, quien le preguntó por las informaciones que apuntaban presiones del entonces para que grandes inversores apoyaran la salida a bolsa de la entidad.

“Hice cero llamadas, ninguna”, aseguró Salgado, quien agregó que “si hay una persona con cara y ojos, no uno que dice que se lo dijeron, les recomendaría que le compren no un coche usado, sino que no le compren un coche nuevo”.

Por otra parte, quiso dejar claro la “absoluta independencia de los órganos reguladores“, en referencia al Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), “sin inmiscuirnos”, como además “así lo han manifestado” los propios responsables de los mismos en aquella época.

La exministra subrayó que aboga por la “absoluta independencia” de los supervisores, “como marca la ley“. “Ese es el modelo en el que yo creo”, agregó. Además, defendió que los responsables de estos organismos “sean elegidos correctamente y que vengan al Parlamento para que puedan opinar”.