Compartir

Facua denunciará, ante la Fiscalía, a la compañía norteamericana para que investigue un posible delito de sabotaje informático. Al parecer, la asociación sospecha que el rendimiento de las baterías de los modelos de telefonía móvil, iPhone, se ralentiza con el desgaste de la batería.

Este hecho podría suponer un delito, según los artículos 264 y 265 y del 278 a 286 del Código Penal, tal y como informa el portal 'Invertia'. 

Facua denuncia la introducción, en el sistema operativo iOS 10.2.1, de un algoritmo que rebaja la potencia del terminal a media que su uso se incrementa.

Ya el pasado martes, Francia denunció este mismo hecho tras la denuncia de la plataforma HOP ( siglas de  'Alto a la obsolescencia programada'), y, en Estados Unidos, la empresa de Cupertino se enfrenta a una decena de demandas más.

Apple se ha disculpado, y ha ofrecido a los usuarios afectados la compra de una nueva batería con un descuento especial, medida que Facua estima, “claramente insuficiente“.