Compartir

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, advirtió este miércoles a Carles Puigdemont de que no puede pretender gobernar la Generalitat “desde Bruselas, huido y por Skype” mediante una investidura con voto telemático que no está previsto en el Reglamento del Parlamento.

En una entrevista en Telecinco recogida por Servimedia, Arrimadas juzgó “evidente que para gobernar Cataluña hay que estar en Cataluña” y que no puede haber un “presidente holograma” que gobierne “por WhatsApp ni por Skype”. “La realidad es muy tozuda”, reiteró, y una persona “huida de la Justicia” que no está físicamente en Cataluña no puede presidir la Generalitat.

Arrimadas considera que el Reglamento del Parlamento de Cataluña “no deja lugar a dudas” cuando dice que el candidato a la investidura debe exponer su proyecto “ante” la Cámara y eso significa presencialmente. Es verdad que no dice expresamente que tenga que estar en el Parlamento, precisó, como tampoco dice expresamente que tiene que ser un ser humano y no por ello puede hacerlo “un robot”.

A pesar del acuerdo entre Junts per Catalunya y ERC para la composición de una Mesa con mayoría independentista y la investidura de Puigdemont como presidente de la Generalitat, Arrimadas pidió “no dar por hecho” ese escenario. Sí descartó, sin embargo, presentar su candidatura ante la evidencia de que “los números no dan” debido a una ley electoral “injusta” y al hundimiento del PP y del PSC.

Denunció, en ese sentido, que había “una posibilidad remota” de que Ciudadanos pudiera presidir la Mesa del Parlamento y evitar con ello las “barbaridades” que se cometieron la pasada legislatura, pero Catalunya En Comú-Podem ha contestado con “un no rotundo” a esa posibilidad. “Siempre que les pides apoyo, ellos siempre se decantan del lado independentista”, subrayó, demostrando con ello que prefieren “beneficiar a Puigdemont” antes de que el sentido común regrese a las instituciones de Cataluña.

“SE VAN A CARGAR CATALUÑA”

Se preguntó si Podemos y sus referentes en Cataluña quieren que “otra vez pase lo mismo” que la legislatura anterior, con un proceso soberanista que ahonde la fractura social y la huida de empresas. “Se van a cargar Cataluña”, advirtió.

Arrimadas se refirió a la dimisión de Artur Mas como presidente del PDECat y expresó su deseo de que hubiera dimitido hace años, porque él inició el proceso independentista creyendo que era “el Moisés que tenía que conducir a Cataluña al paraíso”.

Ahora la realidad, aseguró, es que los independentistas hacen “un discurso de cara a los medios” defendiendo el proceso, pero “por detrás” y en privado reconocen que es “una locura” y que tiene un “coste personal tremendo” para no conseguir “absolutamente nada”, porque tras las elecciones de diciembre todo el mundo sabe que en Cataluña no hay una mayoría independentista.

Arrimadas celebró la condena a cuatro meses de prisión de la mujer que le deseó en las redes sociales una violación en grupo, dejando claro que no entrará en la cárcel y que ha aceptado asistir a un curso sobre igualdad y respeto. Las redes, dijo, no pueden ser un “espacio de impunidad” donde se pueda insultar “de forma repugnante” sin que pase nada.