Compartir

Los hechos ocurrieron el pasado 28 de diciembre cuando una mujer fue violada y golpeada en la localidad de San Andrés de Llavaneras (Barcelona). 

La agresión se produjo en un lugar cercano a la estación de trenes de dicha localidad. Los Mossos d´Esquadra han abierto una investigación para aclarar lo sucedido, pero, por el momento, no se han producido detenciones. Se busca a tres testigos que habrían presenciado los hechos de la agresión y que abandonaron el lugar de los hechos sin haber auxiliado a la víctima.

La mujer, de 42 años y vecina de Mataró (Barcelona), fue golpeadas hasta que el agresor desfiguró su rostro, posteriormente, fue violada y su cuerpo abandonado junto a un espigón, tal y como informa 'La Vanguardia'.

A duras penas, la mujer consiguió llegar, por su propio pie, hasta la estación de San Andreu donde fue atendida por el personal del apeadero y trasladada hasta un hospital.