Compartir

La Guardia Civil ha encontrado en un bosque de eucaliptos de Argomilla de Cayón (Cantabria) a un menor de cuatro años que había sido secuestrado por su padre, un varón de 48 años de edad, natural de Portugal y residente en Holanda, que ha sido detenido. Al arrestado se le imputa el delito de sustracción de un menor, al no haber entregado a su hijo a la madre el pasado 3 de enero en Portugal.

Según informó el Instituto Armado, los agentes fueron alertados por el servicio 112 de que una persona de nacionalidad portuguesa que viajaba en un vehículo con su hijo se encontraba atrapada en una pista forestal de Argomilla de Cayón.

Inmediatamente comenzaron las batidas por los montes aledaños a esta población, siendo localizados en una zona boscosa de eucaliptos, “apartada e inaccesible” para turismos similares al que viajaban.

El hombre proporcionó a los agentes explicaciones “incongruentes y contradictorias” sobre los motivos por los que estaba en esa zona con un menor indocumentado.

La Guardia Civil contactó con la madre del niño y corroboró con la Oficina de Coordinación de la Gendarmería Nacional de Portugal que el menor no podía salir de ese país y que su progenitora había interpuesto dos denuncias por la no devolución del menor.

Ante esta situación, se detuvo al hombre y se procedió a la entrega del niño a la madre en las dependencias de la Guardia Civil en la localidad cántabra de Solares.

En esta actuación han intervenido agentes de la Guardia Civil de Solares y El Astillero y las diligencias instruidas, junto con el detenido, han sido entregadas en el Juzgado de Medio Cudeyo.