Compartir

Nuevo tirón de orejas a España en su lucha contra la corrupción. Esta vez del Grupo de Estados contra la Corrupción (GRECO), estamento dependiente del Consejo de Europa, ha sido el encargado de advertirle de la falta del cumplimiento de sus recomendaciones para la lucha contra la corrupción. Únicamente, cumplen siete de los once puntos establecidos, y algunos, de forma parcial.

Entre estos puntos que no se cumplen, resaltan que los parlamentarios deben declarar los regalos y viajes que realizan y que las comunicaciones entre el fiscal general y el Gobierno deben”transparentes” y “por escrito”.

A pesar de las críticas realizadas al Gobierno español, les felicita por incluir, en su plan de reforma del sistema judicial, algunas recomendaciones propuestas por el Consejo de Europa.

España tendrá hasta el 31 de diciembre de 2018, para informar de las acciones llevadas a cabo para mejorar la prevención de la corrupción en el poder legislativo y el judicial.