Compartir

El precio de la vivienda nueva en España experimentó en 2017 un crecimiento del 5% en el promedio anual, lo que supone la mayor subida en 10 años, según informó este martes Sociedad de Tasación.

Así se recoge en el 'Informe de tendencias del sector inmobiliario', que señala que los precios en ciudades como Barcelona y Madrid se aproximan a los niveles pre-crisis y que, aunque la variación no es uniforme en todo el territorio, ya no se experimentan bajadas de precios en ninguna población.

Además, el estudio recoge que en la segunda mitad de 2017 el precio medio de la vivienda nueva aumentó un 3,3% en las capitales de provincia, alcanzando los 2.227 euros por metro cuadrado. Este dato duplicó el crecimiento del primer semestre, del 1,7%.

Según el estudio, el precio medio de una vivienda tipo de 90 metros cuadrados en las capitales de provincia es de 200.400 euros, mientras que en el resto de ciudades estudiadas que no son capitales de provincia el precio medio de una vivienda nueva se situó en 1.580 euros por metro cuadrado, lo que supone un aumento del 1,6% respecto a diciembre del año anterior.

Por capitales de provincia, las más caras son Barcelona (3.865 euros por metro cuadrado), San Sebastián (3.441 euros) y Madrid (3.167 euros), mientras que Badajoz (1.155 euros), Cáceres (1.138 euros) y Ciudad Real (1.160 euros) son las capitales que presentan los precios más bajos.

Por comunidades autónomas, Cataluña (3.452 euros) es la región con precios más altos, seguida por Madrid (3.167 euros) y País Vasco (2.596 euros). Por el contrario, Extremadura (1.148 euros), Murcia (1.206 euros) y La Rioja (1.355 euros) son las comunidades que presentan precios de vivienda nueva más bajos.

En cuanto a la evolución semestral de precios, la subida más significativa se prpdujo en la ciudad de Barcelona, alcanzando un crecimiento anual del 9,9%, seguida de Madrid, con una subida del 6,8%.