Compartir

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, destacó este viernes que la recuperación de la economía española, que este año cerrará con un alza en el entorno del 3,1%, “se nota cada vez más en la vida de los ciudadanos”, para agregar que las “perspectivas continúan siendo buenas” hasta 2020 y que “la única sombra que se cierne” sobre ello es la situación política de Cataluña.

Así lo explicó Rajoy en la tradicional comparecencia ante los medios de comunicación de balance político y económico, tras el último Consejo de Ministros del año.

El responsable de Ejecutivo dijo que se puede ser “optimista” de cara al futuro, ya que la economía crece de forma “más equilibrada”, con una importante “fortaleza” del sector exterior.

Rajoy recordó que, además, hay una “normalización paulatina” del mercado inmobiliario, que permitirá recuperar parte del empleo que se perdió en este sector durante la crisis.

De esta manera, los cuatro pilares de la economía española (inversión, consumo, exportación y construcción) “nos permite crecer de forma equilibrada” y tener un “optimismo realista de cara al futuro”.

Según Rajoy, la economía española es ahora “más competitiva” y “crece y crea empleo por encima de las mejores previsiones porque produce, exporta y consume sin endeudarse”.

Para el presidente del Gobierno, “esta recuperación se está trasladando ya a la gente, incluso a los más desfavorecidos”, pues la creación de empleo, que este año alcanzará “con toda probabilidad” los 600.000 puestos de trabajo, reduce el riesgo de pobreza.