Compartir

Carmen Franco, la única hija del dictador Francisco Franco, falleció este viernes a los 91 años, en su casa de Madrid, según ha informado su nieto Luis Alfonso de Borbón en un mensaje en en su cuenta de Instagram en el que dice: “Dios se ha llevado a Man (d.e.p.), pero ella no se ha ido: la tendré siempre en mi corazón”.

Carmen Franco padecía un cáncer terminal que le fue detectado en el verano y que no quiso tratarse.

Su nieto Luis Alfonso ha escrito en su cuenta de Instagram que su abuela “pasó de puntillas durante 91 años, dejando un recuerdo fabuloso a todos los que la conocieron y a mí un vacío enorme. Querida Man, siempre serás mi súper abuela, mi segunda madre, uno de mis pilares, y mi ejemplo a seguir. Fuiste una gran cristiana, con muchos valores y muy bondadosa. Te encantaba viajar y descubrir otros lugares. Eras de las personas más cultas que he conocido, con una gran memoria y siempre informada de todo. Compartíamos aficiones como disfrutar de la naturaleza y ver jugar al fútbol a la Selección Española o al Real Madrid. Me impresiona la gran señora que siempre fuiste, con tu saber estar, tu elegancia, tu integridad, tu serenidad, tu alegría, tu paciencia, tu sinceridad, tu fortaleza y tu apertura de mente. Si hubiera que definirte, repetiría lo que dijo mi primo “MAN ES MAN”. Te quiero mucho”.