Compartir

Un agente de los Mossos d'Esquadra murió ayer al suicidarse en el hospital del barrio de Bellvitge, en la localidad barcelonesa de Hospitalet de Llobregat, mientras custodiaba a un preso que estaba ingresado en el centro sanitario de la ciudad.

Según han informado fuentes de la policía autonómica de Cataluña, el suceso se produjo en uno de los baños del centro hospitalario. 

El policía, que se propinó un disparo con su propio arma, estaba acompañado por otro compañero en la guardia del preso. Finalmente los servicios médicos del centro no pudieron hacer nada finalmente para salvar la vida del agente.