Compartir

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha rechazado la propuesta de Carles Puigdemont de viajar a Bruselas para reunirse con el ex presidente de la Generalitat con el objetivo de analizar los resultados electorales. “Yo con quien tendría que sentarme es con quien ha ganado las elecciones que es la señora Arrimadas”, ha asegurado. 

Rajoy se ha mostrado esperanzado en que “se abra una etapa basada en el dialogo y no en el enfrentamiento, en la cooperación y no en la imposición. El Gobierno “ofrece toda su voluntad de diálogo, siempre dentro de la ley”. 

El presidente del Gobierno ha descartado adelantar las elecciones generales “porque las legislaturas son para cuatro años y estamos en condiciones de gobernar” y ha defendido que “convocar elecciones era mandar un mensaje a todos, porque era una decisión excepcional de cesar a un Gobierno. Dijimos a la gente que tenía que hablar. Pero la excepcionalidad en democracia debe ser muy corta en el tiempo”.

Sobre las repercusiones de las elecciones catalanas a nivel nacional, Rajoy ha asegurado que “no creo que este resultado pueda afectar a la negociación de los presupuestos, que comenzaremos el próximo lunes”.