Compartir

El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido una reunión en Bruselas con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la vista de los buenos resultados que han cosechado los independentistas tras las elecciones autonómicas en Cataluña del 21-D

Puigdemont reconoce que aspira a ser de nuevo investido y solicita diálogo “sin ninguna condición previa”. El objetivo de la reunión con Mariano Rajoy pasaría por “repatriar” a las fuerzas policiales del Estado y dejar en suspenso el artículo 155 de la Constitución Española

Carles Puigdemont llegó a Bruselas hace casi dos meses. Desde entonces, el político catalán ha insistido que no volverá a España hasta que no tenga todo tipo de garantías de que no será detenido para ser juzgado por rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia.

Ha insistido también en que, si esas condiciones y garantías se dan, no existiría por su parte problema alguno en viajar hasta Madrid, y reunirse con Mariano en la Moncloa.