Compartir

El presidente del Partido Popular de Cataluña (PPC), Xavier García Albiol, descartó este viernes que vaya a dimitir tras el batacazo electoral que ha sufrido en las elecciones autonómicas catalanas, aunque reconoció que a nivel personal esto sería “lo más fácil y cómodo”.

Antes de participar en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP que examinará los resultados del 21-D, Albiol admitió que haber perdido ocho diputados en Cataluña y quedarse en tres escaños en Barcelona merece una reflexión y hacer “un replanteamiento muy profundo”.

“Para mí lo más fácil y cómodo sería dimitir, pero me parece que en estos momentos si yo dimito me estaría seguramente favoreciendo a título personal, pero estaría dejando el partido en una situación muy delicada, porque en estos momentos con tres diputados corresponde que todos los que estamos sin exclusión intentemos aportar la solución y veamos cuál es”, manifestó.