Compartir

La candidata de Ciudadanos a la Presidencia de la Generalitat, Inés Arrimadas, confió este jueves en que una “participación histórica” en estas elecciones dé la oportunidad de gobernar a la formación naranja en Cataluña.

“Estamos animados”, subrayó Arrimadas tras votar en el Colegio Àusias March de Barcelona, donde acudió esta mañana acompañada de su marido, Xavier Cima. Arrimadas protagonizó hoy uno de los momentos de más tensión, dado que la gran cantidad de medios de comunicación presentes se juntó con decenas de ciudadanos que se encontraban en ese momento en la zona. Muchos de ellos le dedicaron palabras de apoyo y se dirigieron a ella como “¡presidenta!”, mientras que otros la insultaron.

La líder de Ciudadanos en Cataluña consideró que las largas colas de algunos colegios son una “muy buena señal” y un síntoma de que en estas elecciones va a haber una “participación histórica” que puede ser una oportunidad para Ciudadanos. “Estas elecciones son básicas para la convivencia y espero que inundemos las urnas de votos”, afirmó.

Explicó que en esta jornada “vamos a recoger los frutos” que ha ido sembrando su partido en la campaña electoral y dijo ver con “esperanza” la elevada participación en estos comicios. “Vamos a luchar muy duro para que Cataluña vuelva a la reconciliación”, sostuvo, para seguidamente decir que la tensión que se vivió esta mañana en los alrededores del Colegio Àusias March “es un reflejo de lo que está pasando en la sociedad catalana”.