Compartir

El expresidente catalán Carles Puigdemont dijo este jueves, en una declaración desde Bruselas pasadas las once de la mañana, que espera que las elecciones autonómicas de esta jornada permitan superar la “alteración de la democracia” que, a su juicio, ha supuesto la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

En declaraciones a los periodistas, Puigdemont dijo en la capital belga que este 21-D es una jornada electoral “muy importante”, a pesar de que en la misma no hay “normalidad democrática”, puesto que “hay candidatos en la cárcel y en el exilio”, en referencia a él mismo y a Oriol Junqueras y otros exconsejeros.

El exresponsable catalán también criticó la “intervención” del Gobierno y el Parlamento autonómicos en aplicación del 155, al tiempo que criticó que se haya celebrado una campaña electoral “con falta de libertad de expresión”, en referencia a decisiones judiciales respecto a algunos candidatos independentistas.

En todo caso, Puigdemont confió en que esta jornada se produzca una participación “alta” y que la ciudadanía dé una respuesta “positiva”. Concluyó que espera que de las urnas salga una forma de “recuperar” la normalidad de Cataluña y que se ponga fin a la “alteración de la democracia” y al “recorte de derechos” que entiende ha supuesto la aplicación dela artículo 155.