Compartir

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado 119 años de cárcel para Luis Pineda, ex-presidente de Ausbanc, declarada como organización criminal. Pineda ha sido acusado por delitos de extorsión, estafa, blanqueo, organización criminal y delitos contra la Hacienda Pública por los cuales deberá pagar hasta 10.600.000 euros de multa.

Además, el fiscal José Perals ha solicitado penas de cárcel para otros diez de los dieciocho imputados por el caso Ausbanc. Entre ellas se encuentran Miguel Bernad y Virginia López Negrete, secretario y directora judicial del sindicato Manos Limpias respectivamente.

Ausbanc y Manos Limpias trabajaron mano a mano desde 2012 -año de creación del sindicato, financiado por la primera empresa mencionada-, extorsionando y amenazando a importantes entidades financieras que eran llevadas a juicio con el sindicato como acusación popular.

Ambas entidades estuvieron relacionadas con la imputación de la infanta Cristina en el juicio del caso Noos, donde la propia López Negrete ejerció como abogada de la acusación.

Según el escrito del fiscal, Pineda “ideó la creación de una asociación 'sin finalidad de lucro' -Manos Limpias- y en 'defensa de los consumidores', pero con la que en realidad tenía la intención de lograr un enriquecimiento ilícito personal, así como de sus dirigentes”.