Compartir

A partir del
15 de enero de 2018, Ryanair pondrá en práctica la nueva política de equipaje que
permitirá solo a los pasajeros que reserven un embarque prioritario, subir dos bulto a bordo, uno pequeño y una maleta de cabina. 

El embarque
prioritario tendrá un coste de cinco euros
y sí se quiere realizar en el momento de la reserva o hasta una hora
antes
de despegar el avión, solo costará un euro más.

En caso de no contratar
este tipo de servicio, los clientes solo podrán subir a bordo el bulto más pequeño y la maleta de hasta diez kilos tendrá
que ir dentro de la bodega del avión sin coste adicional. Los clientes que viajen con niños, podrán embarcar con una bolsa pequeña para bebés de hasta cinco kilos.

Según la compañía,
habrían tomado esta decisión para que se acelere
el embarque de los vuelos y así reducir los retrasos
. Además, recuerda que
su nueva política, ofrece una reducción de las tasas de facturación de 25 a 35 euros y un incremento del 33% en el
tamaño del equipaje
permitido (de 15 a 20 kilos). La compañía también
pondrá limitaciones en cuanto al número de maletas que se puedan llevar en cabina. Solo 90 artículos de equipaje de mano
grandes (55x40x20 cm) tendrán cabida debido a las limitaciones de
espacio.

Según Ryanair, todos aquellos pasajeros que
no permitan que su bolsa vaya a la bodega, no podrán embargarse
y se
les devolverá el dinero del billete.