Compartir

La ola de frío y el consecuente incremento de las enfermedades asociadas a esta temporada están saturando las urgencias de los hospitales de la práctica totalidad del país, como consecuencia de los problemas estructurales y el déficit de plantilla de nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS).

Tal y como ha podido constatar la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, la situación de saturación es prácticamente generalizada: urgencias saturadas, sobrecarga de trabajo, camas y familiares en pasillos, urgencias pediátricas abarrotadas los fines de semana son las situaciones más habituales, que se dan en función de cada ámbito.

En Madrid se han sucedido varios días de saturación en los hospitales de La Paz, Gregorio Marañón y Ramón y Cajal, lo que ha motivado a las autoridades sanitarias a anunciar incrementos de plantilla puntuales.

Esta situación también se da en Cataluña, en centros como Can Ruti, Vall d'Hebrón y Hospital de Lleida. En Can Ruti, se da la circunstancia de que no se puede absorber el número de visitas al día, pese a tener camas disponibles. Los boxes están doblados y hay pacientes en los pasillos.

Situaciones similares se viven en Murcia (La Arrixaca y Morales Meseguer), Zaragoza (Miguel Servet y El Royo, este último con pacientes pendientes de ingreso y una planta cerrada), Comunidad Valenciana (Hospital de Sagunto y Clínico de Valencia con camas en los pasillos y familiares sentados en las escaleras de accesos) o La Rioja (Hospital San Pedro).

También se viven situaciones de colapso en Galicia (Montecelo, Pontevedra; el hospital de Cunqueiro de Vigo, Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña), Andalucía (Virgen Macarena, Virgen del Rocío y Carlos Haya) y Canarias (Doctor Negrín). En otros ámbitos, como Extremadura se producen situaciones de sobrecarga de trabajo por deficiencias de personal (Cáceres y Coria).

OFERTAS DE EMPLEO PÚBLICO
Se da la circunstancia de que el sector sanitario ha perdido 51.023 puestos de trabajo desde el verano, concretamente a lo largo de septiembre, octubre y noviembre, coincidiendo con el inicio de la campaña de la gripe, la bajada de temperaturas en toda España y incremento de la presión asistencial. CSIF reclama la aprobación urgente de las ofertas de empleo públicas pendientes en el conjunto del territorio.

CSIF advierte de que estas cifras vuelven a reflejan además el abuso de la contratación de interinos y la precariedad en el empleo de nuestras Administraciones Públicas. Además, el sindicato lamenta la falta de previsión, dado que estas situaciones se repiten cada año, sin que las autoridades sanitarias adopten las medidas estructurales necesarias.

Para CSIF estas cifras de interinidad no son razonables en ámbitos fundamentales de nuestro Estado del Bienestar. Además, ponen de manifiesto la necesidad de desarrollar el plan de estabilización en el empleo que se firmó el pasado mes de marzo con el Ministerio de Hacienda.