Compartir

La Justicia de Bélgica ha anunciado que retira formalmente la solicitud de extradición del ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y de los 4 ex consejeros que le acompañan en Bruselas: Clara Ponsatí, Antoni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret.

La decisión de la justicia belga llega después de que el Tribunal Supremo español decidiera retirar las órdenes europeas de detención y entrega que pesaban contra ellos y que, en un principio, había solicitado la Audiencia Nacional.

El magistrado del Alto Tribunal, Pablo Llarena, tomó esta decisión con el objetivo de evitar que la Justicia belga pueda limitar los delitos por los que encausar a los cinco políticos, y que no les acuse de la rebelión y la sedición que se investiga en España.

LA POLICÍA BLINDA LAS FRONTERAS POR SI VUELVE PUIGDEMONT

En los últimos días, fuentes policiales han detectado movimientos sobre un posible regreso de Puigdemont antes de las elecciones del 21 de diciembre. Según 'el Periódico', al Gobierno le consta que algunos miembros del entorno que acompaña a Puigdemont en Bruselas son partidarios de dar un golpe de efecto que, piensan, podría culminar la remontada de JxCat que detectan todas las encuestas. En previsión de que la vuelta del 'expresident' se acabe materializando, el Ministerio del Interior ha decidido blindar las fronteras para evitar que les cogiera con el pie cambiado.