Compartir

Una mujer que viajaba a Nueva
York por motivos laborales tuvo que abandonar junto con sus padres y su hijo el
avión de la aerolínea Spirit,
después de que la tripulación le pidiese que
dejara de amantar a su hijo.

Según ha asegurado la propia
afectada Mei Rui al 'Washington Post', los hechos ocurrieron cuando las
puertas del avión aún estaban abiertas y la gente se acomodaba en sus asientos
.
En esos momentos, un miembro de la tripulación se acercó a ella y le comentó
que su bebé tenía que estar en su asiento para el despegue.

Fue entonces cuando Mei pidió
unos minutos más para que pudiese terminar de alimentar a su hijo
. Además, aseguró que lo haría antes de que las
puertas del avión estuviesen cerradas. Sin embargo, según comentó al diario
mencionado, tuvo que dejar de alimentar a su bebé cuando los asistentes de
vuelo se reunieron entorno a ella y el bebé comenzó a llorar
. Definitivamente,
le pidieron que abandonase el avión.

Mei Rui ante el trato recibido, decidió grabar
un vídeo
con su propio teléfono móvil para mostrar lo que ocurrió. En él, se
puede ver el momento en el que la mujer preguntaba por qué le estaban echando
del avión
. Varios miembros de la tripulación le comentaron que no estaba “cumpliendo
las reglas”
y ninguno fue capaz de explicarle cuál había sido exactamente la
regla que se había saltado.  

La compañía, por su parte, ha
comentado que la pasajera fue expulsada después de que le pidiesen varias veces
que respetase las reglas
que el personal del avión le estaba indicando.