Compartir

Los créditos online son un servicio muy útil cuando se necesita dinero de forma inmediata. Sin embargo, a nadie se le escapa que es un servicio caro. Así que cuando por lo que sea obtenemos unos ingresos extra, es normal plantearse el cancelarlo de forma anticipada.

Sin embargo, algunos prestamistas no admiten la cancelación del préstamo de forma anticipada, de modo que siempre hay que pagar la totalidad de los intereses. Lo cierto es que esta práctica es cada vez menos común, y lo más habitual es que la entidad que financia el crédito de la opción de cancelarlo anticipadamente a cambio de pagar una tarifa.

Lo que debes tener en cuenta es que, por lo general, la cancelación solo se podrá hacer si se devuelve todo el dinero. Es decir, no se admiten cancelaciones parciales.

Los prestamistas tienen la obligación de informar de todo esto en los contratos y además estos deben estar escritos en un lenguaje claro para el consumidor. Algo que gracias a las regulaciones y las presiones de los consumidores se ha conseguido con éxito. Los contratos de los créditos online son muy transparentes hoy en día.

Lo que también viene en los contratos, pero muchos consumidores no saben o no se acuerdan de utilizar, es la posibilidad de anular la contratación hasta 14 días después de que se formalizara. Y este derecho, se puede ejercitar sin pagar ninguna tarifa por la cancelación. En otras palabras, el consumidor solo tendrá que devolver el préstamo más los intereses devengados hasta ese momento, según el tipo de interés acordado, pero nada más. Así que, si se está dentro del plazo, esta opción es la más conveniente, ya que el consumidor se ahorra la mencionada tarifa de cancelación. A esta posibilidad se le llama derecho de desistimiento.

Para hacer uso de tu derecho de desistimiento tienes que notificarle a la empresa, por escrito, que quieres desistir del contrato incluyendo los datos de la compra o pedido, fecha, datos del consumidor, del vendedor y tu firma.

En principio, con un correo electrónico podría bastar, pero si más adelante tienes que reclamar necesitarás tener un justificante de que recibieron tu notificación, para lo que lo más útil es un burofax.

En todo caso, si quieres asegurarte te recomendamos que le preguntes a tu asesor legal o a una asociación de consumidores.

En general, cancelar un crédito online de forma anticipada siempre merece la pena, incluso pagando la tarifa de la cancelación del prestamista, ya que nos ahorraremos los intereses que no se hayan devengado todavía. En todo caso, siempre se debe comprobar, haciendo los cálculos necesarios para comparar la cantidad de intereses que queda por devengar con la cantidad que tendremos que pagar por la tarifa de cancelación anticipada o en su defecto por el burofax o incluso la consulta a nuestro abogado si es que vamos a hacerla.

Por este tipo de cosas, es por las que es fundamental leer con atención los contratos antes de firmarlos, ya que puedes descubrir derechos que no sabías que tenías.